Con buen juego y garra, Universitario goleó 4-1 a Cristal y sigue en la pelea por el Apertura

Domingo 12 de mayo 2024 - 21:35 Hrs.     4303

No era un domingo más del año. Tampoco era un partido más por cumplir el calendario. Motivos, de sobra. Pero los más importantes fueron dos: la ‘U’ debía ganar para tomar la punta y no depender de nadie más a falta de dos fechas para el final, mientras que un triunfo hubiera sido un gigante regalo a todas las mamás cremas en su día. Ocurrieron las dos cosas, goleada exultante y tres puntos importantes en el primer torneo del año.

El día pintaba perfecto. Un día especial, tribunas abarrotadas, juego decisivo y momento para que la ‘U’ demuestre su chapa. Como a lo largo del año en el Monumental, Universitario inició presionando a su rival, asfixiándolo desde el saque. Sin embargo, un error involuntario, generó el tanto de la visita, quienes se encontraron con el gol y, tras ello, volvieron a su juego: esperar y contragolpear.

Desde las cuatro tribunas, el aliento se incrementó. En la cancha, los jugadores pusieron quinta y acorralaron a Cristal contra su arco. El primer aviso fue un centro venenoso de Calcaterrra, que Solís evitó que entre. Luego, una jugada polémica se instaló por una supuesta mano de Lora dentro del área. En la siguiente jugada, centro, y el despeje al área grande encontró a Andy Polo solo, que se acomodó y le pegó un derechazo imposible para el visitante. ¡Golazo!

Universitario no detuvo su andar, por el contrario, pudo irse al descanso con el triunfo si Aldo Corzo conectaba de cabeza un centro peligroso por derecha. El estadio vibraba de codo a codo. Y en el complemento, los 11 ratificaron que la motivación estaba al tope. Zurdazo de Edison Flores que besó el poste izquierdo de Solís. El ambiente que se vivió en el mejor estadio del Perú presagiaba que se venía cosas mejores.

Si bien la ‘U’ mandaba en el campo, Cristal atacaba con peligrosidad en las pocas que tenía. Una de ellas, Britos sacó una mano increíble para mantener el empate transitorio. Alex Valera tuvo dos oportunidades más, hasta que llegó la euforia máxima. MPG recibe de Polo, amaga, se saca a un rival, ingresa por en medio y le pega de izquierda. El balón pega en el pie de Távara y le cambia la dirección. Salís, estático, mira como el balón entra por muy encima suyo y pega la red.

Era un 2-1 justo. Luego, llegarías dos tantos más para cerrar una tarde-noche hermosa. Primero, gracias a la presión de Edison, Solís titubeó a la hora de dar el pase, por lo que demoró. Allí, el ‘Orejas’ fue más pillo, anticipó y logró cambiarle la dirección la pelota adentro del arco. Luego, un golazo de Ureña luego de un disparo de larga distancia sentenció el partido.

En el mes del gran ídolo de Universitario, Teodoro ‘Lolo’ Fernández, Universitario venció a su más cercano perseguidor, le sacó dos puntos de diferencia y la misma cantidad de goles, a falta de dos fechas para el final, y depende de sí mismo para acabar cumpliendo el primer objetivo de la temporada. Paso a paso, cremas.

COMPARTIR NOTICIA